Frases de Vincent van Gogh

Vincent van Gogh fue un pintor que nació el 30 de marzo de 1853, en Zundert, Países Bajos, y en vida fue un pintor incomprendido que no llego a vender sino solo dos de sus obras.

Tiempo después de su muerte, la cual ocurrió el 29 de julio de 1890, a la edad de 37 años, su arte se empezó a valorar, y hoy en día sus piezas suma cientos de millones de euros.

Van Gogh es uno de esos ejemplos en los que personajes de su momento fueron ignorados, y luego, se estimaron, pero siendo demasiado tarde.

 

Importancia de Vincent van Gogh

Si bien en su momento no fue suficientemente apreciado, hoy en día Vincent van Gogh es un máximo referente entre los pintores más famosos.

Su influencia es tal que se considera un personaje importante en el mundo del arte, gracias a todos sus grandiosos aportes entre pinturas y dibujos.

 

Frases de Vincent van Gogh sobre el arte

El arte de Vincent van Gogh se disfruta mucho más visualmente, con un estilo único que se distingue a primeras, pero también se hace notar su arte en las frases asociadas al tema como son las siguientes:

  1. Puse mi corazón y mi alma en mi trabajo, y he perdido mi mente en el proceso.
  2. Mantén tu amor por la naturaleza, porque esa es la verdadera manera de entender el arte cada vez más.
  3. El arte es un combate. En el arte es necesario hasta jugarse la piel.
  4. Cuanto más lo pienso, más me doy cuenta de que no hay nada más artístico que amar a los demás.
  5. A menudo pienso que la noche está más viva y más ricamente coloreada que el día.

Frases de Vincent van Gogh de las pinturas

En vida Vincent van Gogh hizo unas 900 pinturas y 1600 dibujos, muchos perdidos por completo o extraviados, por ello, pero con todo lo que logro crear, se puede entender bien porque este personaje sabía sobre el tema, exponiendo estas destacadas frases sobre las pinturas:

  1. Es mejor tener mucho espíritu, aunque se cometa un mayor número de errores, que ser de mente estrecha y prudente para todo.
  2. Hay que trabajar y atreverse si realmente se quiere vivir.
  3. A medida que avanzamos en la vida, se vuelve más y más difícil, pero en la lucha contra las dificultades se desarrolla la fuerza del corazón.

 

Frases de Vincent van Gogh de la vida

La vida de Vincent van Gogh fue corta, quien tenía mucho más para dar artísticamente, además, se dice que su vida no era sencilla, señalado como un loco para su tiempo, e irónicamente considerado ahora como un genio del arte, por ende, es bueno conocer su perspectiva de él con frases de la vida que siguen estando vigente y son muy útiles:

  1. La pintura es una fe e impone el deber de ignorar la opinión pública.
  2. Lo que el color es en un cuadro el entusiasmo es en la vida.
  3. Las pinturas tienen una vida propia que se deriva del alma del pintor.

 

1. Tengo una fe absoluta en el arte.

2. Yo, por mi parte, estoy decidido a no tener más armas que mi pincel y mi pluma.

3. A veces conviene ir hacia el mundo y frecuentar a los hombres pues uno se siente allí obligado y llamado, pero el que prefiere permanecer solo y tranquilamente en la obra y sólo quisiera tener muy pocos amigos, es el que circula con más seguridad entre los hombres y el mundo.

4. Tengo… una terrible necesidad… ¿diré la palabra?… de religión. Entonces salgo por la noche y pinto las estrellas.

5. ¿Qué sería de la vida, si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo?

6. Si nos perfeccionamos en una sola cosa y la comprendemos bien, comprendemos por añadidura la comprensión y el conocimiento de muchas otras cosas.

7. Prefiero no comer a mediodía durante seis meses y hacer así economía.

8. El arte es un combate. En el arte es necesario hasta jugarse la piel.

9. Todos mis días no son lo bastante lúcidos como para escribirte con cierta lógica.

10. Siempre tengo la esperanza de encontrar algo allí dentro, en el estudio del color.

11. El sufrimiento es lo que lleva a los artistas a expresarse con mayor energía.

12. Parece que hubiera en él dos personas, una maravillosamente dotada, delicada y tierna, y la otra egocéntrica y despiadada.

13. Es una cosa admirable mirar un objeto y encontrarlo bello, reflexionar sobre él, retenerlo y decir en seguida: me voy a poner a dibujarlo.

14. Es necesario haber amado, después perder el amor y luego volver a amar todavía.

15. Es bueno amar tanto como se pueda, porque ahí radica la verdadera fuerza, y el que mucho ama realiza grandes cosas y se siente capaz, y lo que se hace por amor está bien hecho.

16. Se puede tener, en lo más profundo del alma, un corazón cálido, y sin embargo, puede ser que nadie acuda a él.

17. Jamás hay que dejar apagar el fuego de tu alma, sino avivarlo.

18. Dibujar es luchar por atravesar un invisible muro de hierro que parece alzarse entre lo que sientes y lo que eres capaz de hacer.

19. Me parece absurdo que los hombres quieran parecer otra cosa que lo que ellos son.

20. No se está en la tierra para divertirse, no es necesario vivir mejor que los demás.

21. Creo cada vez más que no hay que juzgar a Dios por este mundo, es un estudio suyo que le salió mal.

22. Llegará un día sin embargo, en el que se verá que esto vale más que el precio que nos cuestan las pinturas y mi vida.

23. Para llegar a la verdad se necesita trabajar largo tiempo y mucho.

24. Hay en casi todos los hombres un poeta que murió joven y al que el hombre sobrevivió.

25. Sueño con pintar y luego pinto mis sueños.

26. Los pescadores saben que el mar es peligroso y la tormenta, terrible. Pero eso no les impide hacerse a la mar.

27. No olvidemos que las pequeñas emociones son los capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin siquiera darnos cuenta.

28. Hay cosas en el color que surgen en mí mientras pinto, cosas grandes e intensas.

29. He estado tan sumergido en la pintura que literalmente me he olvidado de comer y beber.

30. Precisamente porque busco una amistad verdadera me es tan difícil resignarme a una amistad convencional.

31. A pesar de mi torpeza, o tal vez por ello, por lo que aparento ser ante los demás: una nulidad, un tipo raro, o un ser humano desagradable sin un lugar propio en el mundo, deseo mostrar el verdadero corazón de ese ser extraño.

32. Lo reconfortante para uno, cuando se colabora y trabaja en grupo, es que no ha de cargar él solo con sus sentimientos e ideas. Y entonces se es capaz de mucho más, y uno es infinitamente más dichoso. Esto es lo que quisiera que hubiese desde hace tiempo entre nosotros (cartas a Theo).

33. En el combate del arte, se trata de trabajar como un negro: preferiría no decir nada, a expresarme débilmente.

34. Así era en casa, llévame a casa (rememorando junto a Theo).

35. Confieso que no sé por qué, pero mirar las estrellas siempre me hace soñar.

36. Ahora considero que estoy en el principio del principio de hacer algo serio.

37. Estoy seguro de que nunca voy a ser un pintor importante (carta a Theo).

38. No hay azul sin amarillo y sin naranja.

39. Creo que algunos pintores, perciben los colores, luces, matices imvisibles para las pupilas sanas, las mágicas irisaciones de las sombras.

40. Después hubo una subasta de la madera y de los hierros viejos, incluyendo la cruz. Y ahora, aquellas ruinas me dicen cómo una fe y una religión tan sólidamente fundadas se convirtieron en polvo, pero también cómo la vida y la muerte de los campesinos permanecen igual que siempre, brotando y muriendo regularmente, como las hierbas y las flores que crecen allí, en la tierra del campo santo.

41. La manera de conocer la vida es amar muchas cosas.

42. El arte es para consolar a los que están quebrantados por la vida.

43. Los cipreses son los que trazan sus negras pesadillas de siluetas en llamas; montañas arqueadas como lomos de mamuts o rinocerontes; vergeles blancos, rosas y amarillos, como sueños ideales; las casas bajas se contorsionan apasionadamente como seres que gozan, sufren y piensan; piedras, terrenos, maleza, campos verdes, jardines, ríos… parecen esculpidos en desconocidos minerales, pulidos, relucientes, irisados, mágicos; son paisajes resplandecientes que parecen estar en una multicolor ebullición proveniente de algún diabólico crisol de alquimista (fragmento de Les Isolés).
44. Admira tanto como puedas. La mayoría de la gente no admira lo suficiente.

45. A medida que avanzamos en la vida, se vuelve más y más difícil, pero en la lucha contra las dificultades se desarrolla la fuerza del corazón.

46. Cuando entré en la sala del hotel Drouot, donde estaban expuestos, sentí alguna cosa como: descálzate porque el suelo que pisas es sagrado (exposición de dibujos de Jean-François Millet) .

47. Bajo el incesante y formidable centelleo de todas las luces posibles; en atmósferas cargadas, llameantes y punzantes que parecen ser exhaladas por hornos fantásticos donde el oro, los diamantes y gemas singulares son volatilizados – aquí se despliega una extraña naturaleza inquietante y turbadora, a la vez totalmente verdadera y sin embargo casi sobrenatural, una naturaleza excesiva (fragmento traducido de Les Isolés).

48. Algún día la muerte nos llevará a otra estrella.

49. Seres y cosas, sombras y luces, formas y colores – se levanta con una voluntad rabiosa aullando su propia y esencial canción, con el timbre agudo más intenso y feroz; los árboles, retorcidos como gigantes en la batalla, son los que proclaman su poder indomable con el gesto de sus nudosas ramas y la amenaza del flamear de sus verdes crines, el orgullo de su musculatura, su savia cálida como la sangre, su eterno desafío al huracán, al rayo, a la naturaleza perversa (fragmento de Les Isolés).

50. Estaba sentado junto a la pequeña ventana de mi ático a las cuatro de la mañana, ocupado en el estudio de los prados y del patio del carpintero con mi marco de perspectivas, mientras los fuegos están encendidos para hacer café, y el primer trabajador entra haraganeando en el patio de la carpintería.