Frases de Tres metros sobre el cielo: Explorando el Romance en el Cine Español

En el mundo del cine español, “Tres metros sobre el cielo” ha dejado una huella imborrable en los corazones de los espectadores. Esta película, dirigida por Fernando González Molina y basada en la novela de Federico Moccia, ha cautivado a audiencias de todas las edades con su historia de amor apasionada y momentos conmovedores. En este artículo, exploraremos algunas de las frases más emblemáticas de “Tres metros sobre el cielo” que han tocado la fibra sensible de los amantes del cine y cómo estas citas han perdurado en el tiempo.

 

El Amor Prohibido: “¿Qué sientes cuando me ves?”

Uno de los temas principales de la película es el amor prohibido entre Babi y Step, dos jóvenes de mundos opuestos que se enamoran perdidamente. La frase “¿Qué sientes cuando me ves?” se convierte en un leitmotiv a lo largo de la historia. Esta pregunta es un reflejo de la intensidad de sus sentimientos y la atracción instantánea que sienten el uno por el otro.

 

El Poder de la Libertad: “Vivir a toda velocidad”

A medida que Babi y Step exploran su relación, descubren el poder de la libertad y la emoción de vivir sin restricciones. La frase “Vivir a toda velocidad” encapsula la idea de aprovechar al máximo cada momento, vivir sin miedos y disfrutar de la juventud. Esta es una lección importante que la película transmite a su audiencia.

 

El Dolor del Adiós: “Nada volverá a ser lo mismo”

El romance entre Babi y Step no está exento de obstáculos, y uno de los momentos más desgarradores de la película es cuando deben separarse. La frase “Nada volverá a ser lo mismo” resuena en los corazones de aquellos que han experimentado el dolor de una despedida y la sensación de que todo ha cambiado irremediablemente.

 

El Reencuentro: “El destino nos tenía reservado este momento”

La película también explora la idea del destino y cómo las vidas de los protagonistas están entrelazadas de manera inevitable. La frase “El destino nos tenía reservado este momento” sugiere que, a pesar de los obstáculos, el amor verdadero siempre encuentra una manera de reunirse. Es un mensaje esperanzador que ha tocado a muchos espectadores.

Frases de Tres metros sobre el cielo

La Lucha por el Amor: “Nunca dejaré de luchar por ti”

A medida que la trama se desarrolla, Step muestra su determinación inquebrantable para luchar por su amor por Babi. La frase “Nunca dejaré de luchar por ti” es un recordatorio de la importancia de luchar por lo que uno quiere en la vida y no darse por vencido, incluso cuando los desafíos parecen insuperables.

La Fuerza de la Pasión: “Eres mi droga”

El amor entre Babi y Step es descrito en términos apasionados, y la frase “Eres mi droga” revela la intensidad de sus sentimientos. Esta expresión muestra cómo el amor puede convertirse en una fuerza adictiva que llena la vida de emoción y significado.

“Tres metros sobre el cielo” es una película que ha dejado una marca perdurable en el mundo del cine español. A través de sus frases inolvidables, la película ha explorado temas universales como el amor, la libertad, el destino y la pasión. Estas frases continúan inspirando a las audiencias y recordándoles la belleza y la complejidad del amor.

¿Quiénes son los protagonistas de “Tres metros sobre el cielo”?

Los protagonistas son Babi y Step, interpretados por María Valverde y Mario Casas, respectivamente.

¿La película está basada en una novela?

Sí, la película está basada en la novela homónima de Federico Moccia.

¿Dónde se desarrolla la historia de la película?

La historia se desarrolla en Madrid, España.

¿Cuál es el mensaje principal de la película?

El mensaje principal de la película es la fuerza del amor y la importancia de vivir la vida al máximo.

¿Hay secuelas de “Tres metros sobre el cielo”?

Sí, la película tiene una secuela titulada “Tengo ganas de ti,” que continúa la historia de los personajes principales.

Frases de Tres metros sobre el cielo

Frases

01- Intentas recordar en qué momento comenzó todo y descubres que todo empezó antes de lo que pensabas.

02- Doscientos por hora, a toda hostia. No me quiero dar cuenta de lo que pasa a mi alrededor, pero de repente aparece alguien que te dice que aflojes, y cuando aflojas, te das cuenta de las cosas.

03- Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante.

04- Me niego a hacerme vieja y darme cuenta que me he convertido en alguien como tú. Yo no quiero vivir tu vida de mierda.

05- Cuanto más sólidas asientes las bases, más podrás construir encima.

06- Contigo no tengo prisa.

07- Hay momentos en los que hay que estar quieta y otros en los que hay que saber moverse.

08- Llevo varios días buscando la razón para perdonarte… y no me sale.

09- Ese “típico” es justo lo que arruina todo.

10- Es hora de volver a casa. Es hora de volver a empezar, lentamente, sin dar demasiadas sacudidas al motor.

11- El miedo es algo terrible; te impide disfrutar de los mejores momentos. Si no sabes vencerlo, es como una especie de maldición.

12- Un día pasa, pasa que estás de pie en algún lado y te das cuenta de que no quieres ser ninguno de los que están a tu alrededor.

13- Soy un cerdo, un bestia, un animal, pero te dejarías besar por mí.

14- Siempre hay un momento en que el camino se bifurca, cada uno toma una dirección pensando que al final los caminos se volverán a unir.

15- Yo sé a dónde podemos ir. Nadie nos molestará. Hemos estado ya muchas veces. Basta quererlo.

16- Yo la hago correr al máximo. No soy como tú, que desde que te has enamorado no piensas más en carreras.

17- Sí, sí que estoy enamorado.

18- Todo lo que tienes que hacer que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo y escuchar el CD de tu vida.

19- Nadie será como él, pero te aseguro que encontrarás a alguien que te hará feliz.

20- Nadie puede amar como amamos nosotros, nadie sufre como sufrimos nosotros.

21- Este lugar está reservado para las valientes, o corres o te vas.

22- Fuera de mi ventana sólo veo coches veloces, motos alocadas, que dejan el tráfico atrás.

23- He aprendido una pequeña verdad: el mundo te quiere rápido para que llegues a tiempo. Te quiere veloz para recordar sólo el sonido de tus pasos. Y es por eso que cuando te recuerdas que no vas a ningún lado, aceleras.

24- Era el mar más bello que yo ya hubiera visto. Hecho por miles de corazones que laten juntos.

25- Cuando dejes de tener miedo empezarás a disfrutar.

26- ¿Tan feliz como para tocar el cielo con un dedo?

27- ¿Volveré a estar alguna vez allí arriba, en ese lugar tan difícil de alcanzar? Allí, donde todo resulta más hermoso.

28- Prohibido estar tantos días sin vernos.

29- Si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.

30- No pasa nada, estamos hechos el uno para el otro. Al final estará ella.

31- Yo no tengo prisa, Babi.

32- ¿Nos quedamos así toda la noche o te apetece cambiar de postura?

33- Créeme, en comparación es mas fácil enamorarte de alguien que nunca pensaste que te gustaría.

34- A veces, el dios de la música, el dios de las luces y el dios de la noche deciden agarrarse de las manos, haciendo que la tierra se vea preciosa desde aquí arriba.

35- Me da miedo decir algo equivocado. Te amo.

36- No es bello lo que es bello, sino que es bello lo que nos gusta.

37- Esta noche estás guapísima.

38- Él, incapaz de amarla, incapaz de verla verdaderamente, de entenderla, de respetarla. Él no se divertirá con esos tiernos caprichos.

39- Al final no pasa nada, salvo una sola cosa. Llega el maldito invierno.

40- No te arrepientas, no te juzgues, sé quien eres.

41- Ciertas locuras sólo son verdaderamente divertidas a una cierta edad.

42- Está allí, en lo alto, inalcanzable. Allí donde sólo llegan los enamorados: “Tú y yo… Tres metros sobre el cielo”.

43- Voy a casarme con ella.

44- Y es ahí, justo en ese momento, cuando te das cuenta de que las cosas solo ocurren una vez, y que por mucho que te esfuerces, ya nunca volverás a sentir lo mismo, ya nunca tendrás la sensación de estar a tres metros sobre el cielo.

45- De algo estoy seguro. No podrá quererla como la quería yo, no podrá adorarla de ese modo, no sabrá advertir hasta el menor de sus movimientos, de aquellos gestos imperceptibles de su cara.

46- Es como si sólo a mí se me hubiera sido concedida la facultad de ver, de conocer el verdadero sabor de sus besos, el color real de sus ojos.

47- Me encantaría estar muy lejos contigo, sin que hubiera más problemas, sin mis padres, sin todos estos líos, en un lugar tranquilo, fuera del tiempo.

48- Te has enamorado, ¿verdad? ¿No piensas siempre en ella? ¿No estás esperando la hora en la que ella te llame? ¿No te late con fuerza el corazón cuando la ves?

49- Y de repente algo se acciona, y en ese momento sabes que las cosas van a cambiar y han cambiado. Y a partir de ahí nada volverá a ser lo mismo nunca.

50- Así que no es una leyenda urbana. Aún se castiga a las niñas buenas que se portan mal, ¿no?

51- Ese día estarás tan loca por mí que harás lo que sea con tal de salvarme.

52- Ve a buscarme en la entrada del colegio y llévame lejos. Confío en ti.

53- No pienso engañarte ni hacerte daño. Ahora estoy contigo.

54- ¿Lo ves? Así de amable estás un poco menos fea.

55- Dices que soy un bestia y un bruto. No puedo permitir que alguien así te lleve a casa.

56- Estoy nerviosa. Nunca lo he hecho con nadie.

57- El sol está ascendiendo en el cielo, es una bonita mañana. Ella se dirige al colegio, él todavía no ha ido a dormir desde la noche anterior.

58- Un día cualquiera, sólo que ambos se encuentran en el semáforo. Y por eso ese día no será como los demás.

59- ¿Verdad que tú y yo nos dimos un baño de espuma juntos?

60- No pienso hacerte daño ni engañarte. Ahora estoy contigo. Con la chica que te pega una paliza si hablas mal de su chico.

61- Tu hija me ha enseñado a ir despacio, y eso me sienta bien.

También te puede interesar Frases de renovación

👉Frases Motivadoras👈